La importancia de sentirte importante

Eres el motor de tu vida, siéntete, valórate y cuídate. ℜ∈ΔΙ


LO CONTRARIO DE DOMESTICAR

No son tontos, a través de su escolaridad, si es una escolaridad consciente, verán que no nos es posible desviarnos radicalmente del guión. Ni a nosotros, adultos, ni a ellos, cuando lo sean. Pero que con cada «no», con cada rebeldía razonable, corregimos ligeramente el rumbo hacia puertos más deseables para todos. Creo que «empoderar» consiste en eso, en transmitir la pequeña pero insustituible importancia de cada niño. En ese sentido empoderar es ‘lo contrario de domesticar‘, es mostrar posibilidades y discutirlas más que pautarlas. Domesticarse, «hacerse a la casa», es una tarea de autoconstrucción que les corresponde a ellos. Vista la casa-mundo, deben decidir cuál ha de ser su comportamiento más razonable. El maestro es alcalde y vela por el orden público. El maestro es institución y media y da acceso al conocimiento. Los maestros son lobby y promueven el comercio de ideas y materiales. Por eso, la escuela debe contener cultura, en algún lugar deben estar todos y cada uno de los 13.700 millones de años de universo y todos y cada uno de los 10 mil años de civilización. Los niños han de ser exploradores y los maestros, gestores de importancias. Ningún maestro debería sufrir por «la materia». Es el desperdicio más grande que puedo imaginar. La materia ha de estar ahí, y encontrar lagunas en ella ha de ser una misión apasionante para todos. Las lagunas de «materia» aparecen todos los días, cuando se lee y cuando se discute. Sólo reunidos en torno a un mapa de África vacío convinieron los caballeros en «la materia» que faltaba.


Ingredientes:

  • Conciencia
  • Ilusión
  • Compasión
  • Firmeza

Pasos:

  1. Pensar
  2. Sentir
  3. Hacer

Fuente: Josep Maria Turuguet

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *